Escrito por: EL ESPECIALISTA

Analista, Investigador y Asesor centrado en el equipamiento profesional táctico, policial y militar. Trabajador del Sector de la Defensa y la Seguridad con la carrera de Geografía e Historia empezada y esperando a ser terminada. Coleccionista, Comprador y Vendedor de equipamiento militar y de seguridad. Apasionado de la Militaria, la Historia militar, la Geopolítica y los Conflictos armados como objeto de estudio.
RESEÑALITERARIA-BUSHIDO-El-espirito-de-japon-un-ensayo-clasico-sobre-la-etica-del-samurai-revision-reseña-literaria-review-español
15 Ago, 2021

🧾INTRODUCCIÓN

Esta es la tercera publicación que hacemos acerca del mismo tema: La visión japonesa del camino del guerrero o Bushidō. En esta entrada, reseñaremos esta vez «BUSHIDO: El espíritu de Japón. Un ensayo clásico sobre la ética del samurái», una lectura que nos ayudará a comprender mucho más esta visión del Bushidō a través de los ojos de un  japonés que fue descendiente de un clan samurái.

Además, en esta misma publicación aprovecharemos también para enfatizar más en el tema del Bushidō en sí, explicando sus características, sus virtudes y las semejanzas con otros sistemas de pensamiento parecidos.

Si le interesa esta temática, le recomendamos que le eche un vistazo a nuestros siguientes 3 publicaciones, pues a lo largo de las mismas iremos desarrollándola, y le permitirá entenderla mucho mejor si lo hace de mano de diferentes autores que haciéndolo de uno solo.

🌐CONTENIDO DE INTERÉS

Como bien sabe, esta publicación es una parte de una serie de entradas acerca de la filosofía japonesa sobre su concepción del camino del guerrero o Bushidō. A lo largo de todas estas publicaciones no solo reseñamos concretamente cada una de las lecturas, sino que el conjunto de las mismas nos sirve para explicar más ampliamente la visión japnesa sobre este tema, ayudándonos de la mano de diferentes autores. A continuación le mostramos 3 publicaciones más. El ordenamiento de las mismas (en tanto a como están ordenadas) corresponde a un criterio de orden de publicación en este blog. Es decir, la primera recomendada es la primera publicación que hemos lanzado a la luz. Añadiremos además una pequeña descripción de lo que trata cada uno de los libros a reseñar, para que pueda ordenar sus preferencias en cuanto a sus propios gustos.

Es nuestra primera 📚 RESEÑA LITERARIA acerca del Bushidō, nuestra primera toma de contacto seria con esta filosofía, y la que marca esta serie de publicaciones sobre la filosofía japonesa sobre el camino del guerrero.

«HAGAKURE» reúne todo un conjunto de pensamientos de temática variada, escrito como una guía de comportamiento para el guerrero, deja por escrito los preceptos de su autor, Yamamoto Tsunemoto.

HAGAKURE: El camino del Samurái

Es nuestra segunda 📚 RESEÑA LITERARIA. «El libro del os cinco anillos» de Miyamoto Musashi es un manual de lucha con el sable y estrategia militar, pero que ha transcendido a lectura clásica acerca del Bushidō por la filosofía personal que el autor plasma en él.

 

EL LIBRO DE LOS CINCO ANILLOS

Nuestra tercera  📚 RESEÑA LITERARIA acerca del Bushidō. «BUSHIDO: El espíritu de Japón. Un ensayo clásico sobre la ética del samurái.» es, como su propio nombre indica, un ensayo escrito para poder explicarle a Occidente la mentalidad japonesa. Sin duda alguna, es la mejor lectura de entre las 4 que hemos analizado en cuanto al entendimiento sobre el Bushidō.

Además, en esta publicación fue en la que hablamos sobre el propio Bushidō, definiendo pautas y características.

BUSHIDO: El espíritu de Japón.

Nuestra cuarta y última 📚 RESEÑA LITERARIA acerca del Bushidō.
En esta ocasión, «EL CÓDIGO DEL SAMURÁI: Bushido Shoshinshu – Bushido para principiantes» un tratado sobre el camino del guerrero que trata, tema por tema, lo que se esperaba de alguien que siguiese esta filosofía de vida.

No solo trata los 7 preceptos del Bushidō anteriormente mencionados, sino que también toca otros temas individuales como los asuntos domésticos, el construir una casa, el entablar relaciones, entre otros…

EL CÓDIGO DEL SAMURÁI: Bushido Shoshinshu

📖 SOBRE EL LIBRO, SOBRE BUSHIDO: El espíritu de Japón

Antes de nada, es importante recalcar que se trata de un libro escrito con la intención de explicarle a la esposa del autor y a sus amigos occidentales la manera de pensar de los Japoneses, lo que consigue con recursos como numerosas comparaciones entre las diferencia de como se ven las cosas en Japón y en Estados Unidos.

Fue un libro que se publicó en Estados Unidos, por un autor japonés culto, cursado en varias carreras y que vivió también en Europa y Estados Unidos. Esto se puede ver no solo en la forma en la que se expresa, sino en las numerosas citas a otros autores que hace, algo que sin duda le servirá como incentivo para investigar más acerca de los temas que trata a quienes gusten de ello.

En cuanto al autor, es importante recalcar que se convirtió al cristianismo, y es esta creéncia la que usa de vez en cuando para compararla con la filosofía japonesa.

En cuanto a la lectura, en general es un libro bastante sencillo de leer y ameno, que divide el pensamiento que trata en temas bastante bien acotados, pero que de vez en cuando trata temas profundos, que hay que leer varias veces y aún así me da la impresión de que no los llegaremos a comprender del todo.

Al respecto, creo que se trata de una lectura que se deja releer en el tiempo, entendiendo a posteriori este tipo de partes.

Sin embargo, creo que el verdadero potencial de este libro se puede sacar una vez conocidas las bases de la historia de la filosofía clásica, pues a lo largo de todo el texto hace algunas comparaciones y referencias que, para entender la grandiosidad de las mismas, hay que saber al respecto. Creo que con el nivel de 2º de Bach. en cuanto a filosofía clásica es más que suficiente.

👤 SOBRE EL AUTOR: Inazō Nitobe

Fue el descendiente del clan Nanbu, un clan de samuráis.

Al parecer, a lo largo de su vida estudió filología inglesa, economía y ciencias políticas en diferentes países (A saber, Japón, EEUU y Alemania), lo que le llevó a entrar en contacto con la sociedad occidental de finales del s. XIX y principios del XX, llegando a subsecretario de la Sociedad de Naciones (La antecesora de la ONU),  y fue en Estados Unidos donde lanzó su libro: «Bushidō: the soul of Japan».

Supuestamente, y según ruega el propio libro, para poder explicarle la cultura y el modo de hacer las cosas en Japón a su esposa y allegados no japoneses.

IMAGEN: Wikipedia.

⛩️ SOBRE EL BUSHIDŌ

⚠️ CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA

Antes de proseguir con la explicación, el lector ha de saber que todo lo expuesto a continuación está basado principalmente en lo reunido en las 4 lecturas mencionadas anteriormente, matizadas y complementadas con lo que podemos encontrar acerca de esta «filosofía» en internet. 

Dado nuestro compromiso por la investigación y el respeto a las fuentes primarias, adjuntaremos la fuente de donde sale cada una de las afirmaciones que hagamos. Puede consultar más acerca de este compromiso en nuestra sección de ✅ TRANSPARENCIA Y CÓDIO ÉTICO Y DE COMPORTAMIENTO. Al respecto, siempre y cuando utilicemos como fuente algún libro, tenga en cuenta que quizá que nuestra edición del mismo puedde ser diferente a la que tiene usted, por lo que es posible que esta información esté desplazada en páginas anteriores o siguientes, o simplemente eliminada. Para que lo tenga en cuenta, nuestra edición de este libro a analizar en esta publicación es la Segunda reimpresión de la Primera edición, que a su vez está basada en la décima edición original.

¿QUÉ ES EL BUSHIDŌ?

«El bushido es, por tanto, el código de principios morales que los caballeros habían de acatar, y en el que se les instruía. No es un código escrito; en el mejor de los casos, consiste en unas cuantas máximas que se transmitían de boca en boca o que procedían de la pluma de algún guerrero o erudito famoso. Lo habitual es que se aun código no expresado ni oralmente ni por escrito, que sin embargo goza de la poderosa autoridad de hechos auténticos, y de una ley escrita sobre las carnales tablas del corazón. No procede de las ideas de un solo cerebro, por muy capaz que éste fuese, ni de la vida de un solo personaje, por muy famoso que fuese. Se constituyó a partir de un desarrollo orgánico de décadas y siglos de carrera militar.» [FUENTE: Pág. 33 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

ETIMOLOGÍA DE «Bushidō»

«La palabra japonesa que he traducido como «caballería» resulta más expresiva en su lengua original que la simple idea de «equitación». Bu-shi-do significa literalmente «militar-caballero-camino»: El camino que los nobles guerreros debían seguir en su vida cotidiana, así como en el ejercicio de su vocación; en una palabra, los «preceptos del caballero»» [FUENTE: Pág. 32 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

La palabra «Bushidō» fue usada por primera vez en el Kōyō Gunkan [FUENTE], un registro de hazañas militares del Clan Takeda. Data de, como máximo, 1616.

LAS INFLUENCIAS DEL BUSHIDŌ

Dado a su naturaleza no escrita, y por tanto mutable, el Bushido adoptó una combinación de principios útiles para sus propios objetivos, dados de la combinación del sintoísmo, el budismo, el zen (una escuela o rama del propio budismo) y el confucianismo. 

El budismo

El budismo confirió al Bushido la seguridad que ofrecía la confianza en el destino y la sumisión ante lo inevitable (Algo así como lo que ruega el estoicismo) y la despreocupación por el que pasará.

«No tiene sentido estar preocupándote por todo. Lo que tenga que pasar, pasará» – Sacado de internet.

Esto se puede apreciar en varios escritos sobre la temática, que hacen referencia a la aceptación del destino. De echo, el «culto a la muerte» practicado en el Bushido (Del que hablaremos posteriormente), se basa en este principio, en la aceptación del destino sin temor a que pase.

Tanto la visión del Bushido por el desprecio de la vida como la cercanía de la muerte, así como la compostura frente a las adversidades beben directamente del budismo.

El Zen

Del Zen se adoptó el esfuerzo, el perseguir la perfección y la pulcritud en lo que se hace, en la obtención de resultados superiores a través de la inhibición del placer, anteponiendo los resultados superiores a la comocidad, a través de una férrea disciplina y un compromiso inmutable.

«Consiste en llegar al convencimiento de que existe un principio que subyuace a todosl os fenómenos, y , si se puede, de la existencia del Absoluto (entendido como la superioridad, lo superior) en sí mismo, y así ponerse en armonía con dicho Absoluto. Definida de esta manera, tal enseñanza va más allá del dogma ade una secta, y todo aquel que obtenga la percepción del Absoluto se eleva a sí mismo por encima de las cosas mundanas y despierta «a un nuevo cielo y a una nueva tierra».» [FUENTE: Pág. 38 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

El sintoísmo

Del sitoísmo se adoptaron las ideas de lealtad al soberano, la veneración al recuerdo de los ancestros y la piedad filial, lo que a su vez también indagaba en el autoconocimiento moral. Todo esto acabó derivando en el culto a la propia tierra, al país: el nacionalismo.

Del sintoísmo también se tomó el amor por la naturaleza.

El confucionismo

Del confucionismo se adoptan las relaciones verticales entre amo-siervo, padre-hijo, esposo-esposa. y las castas, dándole importancia a la jerarquía entre ellas. Al respecto se tomó la idea de como los superiores tenían que proteger a los inferiores, de la misma manera que los inferiores tenían que trabajar para los superiores.

Del confucionismo también toma la idea de que el conocimiento solamente es útil cuando es aplicable, y el desprecio al conocimiento fanfarrón.  Según esta visión, el conocimiento como tal no es importante ni se debe de perseguir como un fin en sí mismo, sino que es un medio para alcanzar la sabiduría mediante la aplicación del mismo.

«Un hombre que ha leído poco huele un poco a pedante, y otro que ha leído mucho huele aún más a lo mismo; ambos son igualmente desagradables.» [FUENTE: Pág. 40 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

LAS 7 (U 8) VIRTUDES DEL BUSHIDŌ 

Al Bushido se le conceden 7 virtudes o preceptos que pasan a resumir bastante bien la filosofía japonesa en cuanto al camino del guerrero, creando así una especie de código de honor de obligatorio cumplimiento entre sus seguidores.

Sin embargo, en esta misma obra, «BUSHIDO: El espíritu de Japón» el propio autor añade una última virtud más, octava:

  • El autocontrol: que describe como «La disciplina de la fortaleza, que por un lado incucla la resistencia sin queja y por otro enseña la cortesía, exigiéndonos no estropear el placer o la serenidad de otros mediante la expresión de nuestra propia tristeza o dolor, se combinaron para engendrar una mente estoica y finalmente para confirmar ese aparente estoicismo como una de nuestras características nacionales.»

Sin embargo, al ser un añadido personal del propio autor, no lo añadiremos esta virtud como tal. Simplemente la mencionamos para que sepan que existe, y ya cada uno se la toma como virtud propia o no. A continuación copiaremos y pegaremos las virtudes del Bushido directamente desde Wikipedia [FUENTE], ya que considero que para la escritura de dichos textos han escogido unas palabras lo suficientemente fuertes e impactantes que logran plasmar perfectamente el sentido de todas estas virtudes.

義 1. JUSTICIA: Toma de decisiones correctas

«Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico samurái no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto. Se diferencia entre tu intensidad pero se base en lo correcto y lo incorrecto.»

勇 2. CORAJE

«Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Un samurái debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.»

Al respecto, esta misma virtud se puede malinterpretar si no se entiende adecuadamente. Tener coraje no quiere decir ser un descuidado ni desdeñar todo lo que tenga que ver con la precaución, sino que, siendo cauto, se toma la vía de la acción. Como bien dice, se reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

En el propio texto se puede leer: «Precipitarse al grueso de la batalla y sucumbir en él es muy fácil y el patán más simple puede hacerlo; pero el verdadero coraje reside en vivir cuando lo correcto es vivir y morir sólo cuando lo correcto es morir.» [FUENTE: Pág. 49 y 50 de BUSHIDO: El espíritu de Japón] Creo que es importante reflexionar acerca de esto, pues en el acervo popular, Bushido se ha malinterpretado tanto que ha llegado a ser tachado como una ideología de locos o fanáticos de la muerte cuando en realidad no es así, pero hay que entenderlo en su debido contexto y no dejarse llevar únicamente por la literalidad de sus palabras. Haciendo un símil a lo anteriormente escrito, cualquier patán puede entender palabras escritas, pero es necesario, también, comprender lo que se cuenta.

仁 3. COMPASIÓN

«Mediante el entrenamiento intenso y la meditación el samurái se vuelve rápido, fuerte y sabio. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que debe ser usado en bien de todos. Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.»

Esta virtud también se le suele encontrar nombrada como consternación o tener benevolencia. Más que nada, hace referencia a la misericordia y la compasión que se han de tener las castas o clases superiores ante las inferiores en caso de equivocación. El libro expresa lo siguiente: «La benevolencia se consideraba una virtud soberana en un doble sentido: soberana entre los múltiples atributos de un espíritu noble y soberana por ser particularmente adecuada para la función de un soberano. No necesitábamos a ningún Shakespeare para sentir -aunque, tal vez como el resto del mundo, lo necesitábamos para expresarlo- que la misericordia sentaba mejor en un monarca que su corona». [FUENTE: Pág. 55 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

礼 4. RESPETO y CORTESÍA

«Los samurái no tienen motivos para ser crueles. No necesitan demostrar su fuerza. Un samurái es cortés incluso con sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto no somos mejores que los animales. Un samurái recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del samurái se vuelve evidente en tiempos de apuros.»

Al respecto, escribe Nitobe: «La cortesía se convierte en virtud mediocre si sólo la impulsa el miedo a ofender albuen gusto; ha de ser una manifestación externa del respeto hacia los sentimientos de los demás. También implica la debida consideración a la idoneidad de las cosas y, por tanto, el debido respeto a la posición social, ya uqe esta última no expresa distinción plutocrática, sino que en su origen era una distinción obtenida por méritos reales. En su forma más elevada, la cortesía se paroxima al amor. Podemos decir, con admiración, que la cortesía «aguanta muchoi y es amable; no envidia, no se jacta de sí misma, no es engreída, no se comporta de forma indecorosa, no busca su propio beneficio, no se deja provocar fácilmente, no toma en cuenta el mal.»» [FUENTE: Pág. 61 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

誠 5. HONESTIDAD Y SINCERIDAD

«Cuando un samurái dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de «dar su palabra», no ha de «prometer», el simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. Hablar y hacer son la misma acción.»

Al respecto, escribe Inazo: «La mentira o la tergiversación se consideraban igualmente cobardes. El bushi sostenía que su alta posición social demandaba un estándar más noble de veracidad que el del comerciante o el campesino. Bushi no ichi-gon (la palabra de un samurái) era garantía suficiente de veracidad en sus afirmaciones. Su palabra tenía tal peso que las promesas generalmente se hacían y se cumplían sin que existiera compromiso escrito, pues esto último se habría considerado impropio de su dignidad.

El respeto por la veracidad era tan grande que, al contrario que la mayoría de los cristianos que violan continuamente simples mandamientos de su Señor como el de no jurar, los mejores samuráis consideraban los juramentos como algo denigrante para su honor.»  [FUENTE: Pág. 72 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

名誉 6. HONOR

«Es la virtud más importante de todas. El auténtico samurái sólo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo son un reflejo de quién es en realidad. No puede ocultarse de sí. En caso de quedar mancillado, la única forma de restaurarlo es mediante el Seppuku o suicidio ritual.»

Aparte del significado propio que conlleva la palabra «honor», dentro del Bushido se entiende también como «compostura», es decir, saber estar. Al respecto se habla en el libro: «La paciencia y la capacidad de sufrir eran cualidades muy elogiadas también por Mencio. En cierta ocasión escribió a este respecto: «Aunque te desnudes a ti mismo y me insultes, ¿Qué significa eso para mí? No puedes manchar mi alma con tu agravio». En otra parte enseña que enfadarse por una ofensa insignificante no es idgno de un hombre superior, mientras que la indignación por una gran causa produce una ira justificada.» [FUENTE: Pág. 80 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

忠義 7. LEALTAD

«Haber hecho o dicho algo», significa que ese «algo» le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurái es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel. Para el guerrero, las palabras de un hombre son como sus huellas: puedes seguirlas donde quiera que él vaya.»

Al respecto, se vuelve a hacer mención a la consideración que han de tener los subordinados con sus superiores, aunque esto no quiere decir que se les tenga que seguir en todo lo que hacen, pues si lo que hacen va en contra de la propia conciencia es posible llegar a romper la relación. Dicho de otra manera, la lealtad es importante, pero más importante es seguirla en base a unos principios, sin llegar a convertirse en un adulador sumiso.

Al respecto, Nitobe escribe:
«Poco sabían ellos que podamos, en cierto sentido, «servir a dos amos sin apegarnos a uno o despreciar al otro». El bushido no nos exige hacer a nuestra conciencia esclava de cualquier señor o rey.

A un hombre que sacrificaba su propia conciencia o la voluntad caprichosa o el carácter estrafalario o extravagante de un soberano se le adjudicaba un lugar inferior en la valoración de los preceptos. A tal hombre se le despreciaba como un nei-shin, u nser rastrero, que medra en la corte gracias a la adulación sin escrúpulos, o como un cho-shin, un favorito que roba el afecto de su amo por medio de una sumisión servil: estas dos especies de sujetos se corresponden exactamente con los que describe Iago (Un personaje de Shakespeare), uno de ellos, un granuja sumiso yu adulador, que adora su obsequiosa esclavitud y consume su tiempo más bien como el asn ode su amo; el otro, un individuo que adorna su comportamiento con las formas y el semblante del deber, pero mantiene la atención de su corazón sólo sobre sí mismo. Cunado un súbdito discrepa de su amo, el camino leal a seguir para él es usar cualquier medio disponible para persuadirle de su error.» [FUENTE: Págs. 88 y 89 de BUSHIDO: El espíritu de Japón]

CRÍTICAS A INAZO NITOBE Y SU INTERPRETACIÓN DEL BUSHIDO

A Nitobe y a su obra se le ha criticado mucho, por usar comparaciones empleando personalidades occidentales famosas (Mencius, Burke, Shakespeare, Bismarck…), así como comparaciones conceptuales con el propio cristianismo. En resumen, el argumento principal de estas críticas está basado en la acusación de una supuesta occidentalización de los principios base del Bushido por parte del autor.

Además, también se le acusa de variar el propio significado del Bushido, considerándolo este como algo mucho más puro y orientado al mero arte marcial (entendiendo esto como el arte de hacer la guerra o el combate), y orientarlo a algo mucho más aceptable socialmente. Si esto fuera cierto, el Bushido Shoshinshu de Taira Shigesuke (Una obra escrita durante el Shogunato Tokugawa, entre el 1630 y el 1730 de nuestra datación), no suscitaría prácticamente cada uno de los preceptos que Nitobe defiende en su obra.

Personalmente, creo que estas críticas están fuera de lugar por dos sencillas razones.. Pues, aparte de que ya al principio del escrito menciona que el Bushido se trata de un código no escrito, lo que a su vez quiere decir que se trata de un conjunto de códigos tan variable como cada una de las personas por las que ha pasado (Y sino, recordemos el juego del «teléfono estropeado», que es la más clara muestra de como el significado se va distorsionando a medida que va pasando de persona a persona), esque además, hemos de recordar que la misión principal y el motivo fundamental por el que se ha escrito el libro fue el de explicar a sus amigos y a su esposa el pensamiento que tienen los japoneses respecto a cieras cuestiones. Hay que comprender que, como casi en todas las filosofías de esta índole (y más aún en una que no ha sido escrita, y por lo tanto recogida) existe una cierta evolución que va a la par de los tiempos (Recordemos que buena parte de la literatura clásica escrita al respecto está hecha desde periodos de paz, donde muchos de sus autores no llegaron siquiera a ver combate alguno, como por ejemplo pasa con Yamamoto Tsunemoto, escritor del Hagakure). Más bien, estas críticas me parecen excusas baratas para desprestigiar una filosofía guerrera, un paso más en la deriva posmoderna de tachar como negativo todo lo que tenga que ver con la estirpe militar o marcial.

ESTILOS HOMÓLOGOS

Este conjunto de códigos morales que hemos mencionado anteriormente bajo el nombre de «virtudes», están presentes también en otras culturas, grupos y sociedades, pues pertenecen a lo que podríamos considerar mundialmente como lo justo. A continuación algunos de ellos, simplemente a fin de ejemplarizar lo dicho.

EL CÓDIGO MEDIEVAL DE CABALLERÍA

Sin irnos más lejos, y echando mano del acervo popular, tenemos a los caballeros, personajes armados y con montura, habitualmente de clases pudientes y de una casta familiar determinada que recorría toda Europa. Dependiendo del lugar de procedencia de los mismos, los códigos de caballería variaban, y aunque estaban fuertemente influenciados por el cristianismo, todos seguían una línea común: el proteger y obrar con justicia. Al respecto comparten los siguientes ideales con el Bushido japonés: El valor/coraje, la justicia, la lealtad, el honor y la compasión.

Al respecto, tirando de literatura popular, podríamos decir que seguramente la figura de Don Quijote fuese vista con buenos ojos desde la perspectiva del Bushido japonés, entendiendo y salvaguardando las diferencias socioculturales y temporales. De echo, si no recuerdo mal, se hace mención a esta figura en el propio libro.

LOS MANDAMIENTOS CRISTIANOS

Si antes hicimos mención a la influencia del cristianismo en el código de conducta de la caballería medieval, parte de los propios mandamientos cristianos también son homólogos a los preceptos o valores del Bushido.

Así pues:

  • El primer mandamiento (Amarás a Dios sobre todas las cosas), entendiéndo el carácter monoteísta del cristianismo, es, ni más ni menos, que la lealtad proclamada del Bushido, el prestar un servicio a un señor de una forma leal. Como hemos dicho anteriormente, esto no se tiene que confundir con una limitación en cuanto al poder prestar servicio a varios señores, pues es posible siempre y cuando los intereses de los servicios prestados no sean incompatibles, tanto entre sí, como con la ética del samurái.
  • El segundo mandamiento (No tomarás el nombre de Dios en vano) podemos relacionarlo con el valor de la palabra dada del que hemos hablado anteriormente. Aunque no guarda una relación directa entre ambos preceptos, sí que hace referencia a no hablar por hablar, a sopesar lo que se va a decir.
    • El cuarto mandamiento (Honrarás a tu padre y a tu madre) podemos relacionarlo con la piedad filial del Bushido.
    • El séptimo (No darás falsos testimonios ni mentirás) es exactamente la virtud del Bushido de honestidad y sinceridad.

      • El décimo, (No codiciarás los bienes ajenos) coincide bastante bien con el desapego por lo material de la mentalidad japonesa, con el regusto por lo austero y sencillo y por el desprecio de la fanfarronería y el querer aparentar en pro del ser. Pues si bien este aspecto no llega a constituír una «virtud» persé, este aspecto sí que es mencionado en escritos de la época como el Hagakure. y el Bushido Shoshinshu. Esta visión podemos encontrarla rápidamente leyendo los apartados sobre como construír un hogar samurái.

      EL BUSHIDO COMO FORMA DE VIDA / FILOSOFÍA

      Antes de nada, el lector tiene que saber que todo lo que se expondrá en este apartado es cosecha personal de quien lo escribe, que lo redacta sin importarle ni lo más mínimo lo que el vulgo de la gente pueda opinar al respecto. Así pues, el coraje del que hablamos anteriormente se basa en eso.

      Partamos de la base de que el Bushidō ha sido romantizado hasta la saciedad, de la misma forma que los códigos de caballería y los caballeros lo han sido, más antes que ahora, también hay que decirlo. Sin embargo, vivimos en unos tiempos donde cada vez se insta más desde las instituciones el abandono de todo lo que tenga que ver con la marcial, con la milicia, con lo que tenga que ver con la guerra, el conflicto y el guerrero. Cada vez más se hace presente como los politicuchos desprecian a lo que podríamos denominar como clase guerrera. Ejemplo de ello es lo que estamos viviendo con el tema de la equiparación salarial entre los diferentes cuerpos de FFCCSS españoles, la indefensión de los buenos ante los malos y la concepción garantista que se tiene de estos últimos (en Occidente en general), el uso de eufemismos para referirse a los que se dedican a la milicia con el fin de marginarlos y de invisibilizar su propia profesión (Que curioso que luego sean estos politicuchos de turno los que, sintiéndose moralmente superiores al resto, se permitan el lujo de hablar de la supuesta invisiblización de otros colectivos más políticamente correctos. Cuán miserable hay que ser para rascar un puñado de votos).

      Volviendo al tema que nos atañe en esta publicación, entiendo que el Bushidō suponga una amenaza para todos esos adolescentes treintentones que teman madurar y hacerse cargo de sus responsabilidades. Entiendo también que pueda representar una amenaza para todos aquellos que teman asumir un rol en la vida, o para la gente que, por pereza, debilidad personal, poca inteligencia emocional, maldad, o simplemente egoísmo personal rechace los 7 preceptos anteriormente mencionados. Sin embargo, creo que estos preceptos han de ser la base de toda persona de bien que se precie, y especialmente de todos los que asuman una responsabilidad marcial en el desempeño de sus funciones. Porque quizá románticamente, pero creo que la guerra ha de tener reglas, al menos mientras estas se puedan mantener.

      Creo que quien se proponga dirigir su vida hacia el camino marcial tiene que estar superditado a estos principios, pues creo que es lo correcto. Aún así, también creo en el dinamismo y en la transigencia de las cosas, por lo que también creo que también hay que entender que los objetivos inferiores (entendios como los pasos de un camino) están superditados por objetivos superiores (entendido como la meta del propio camino), por lo que si para alcanzar dicho objetivo superior es EXTRICTAMENTE necesario vulnerar alguno de estos preceptos, ha de hacerse, asegurándose en todo momento de vulnerarlo lo menos posible. Lo que sí que no es de recibo es hacerlo únicamente para atajar camino, eso es de acomodados y cobardes.
      Por poner un ejemplo, estamos de acuerdo en que matar injustamente está mal. ¿Matar a Hitler hubiera estado mal? ¿Y a Bin Laden?

      📑 FRAGMENTOS DE BUSHIDO: El espíritu de Japón

      A continaución, el lector podrá encontrar algunos fragmentos seleccionados de BUSHIDO: El espíritu de Japón, que hemos decidido publicarlos para aproximarlo a la lectura, y que sepa un poco mejor lo que se encontrará en caso de decidirse por leerlo.

      💬 IMPRESIÓN Y VALORACIÓN PERSONAL

      He resumido gran parte de mi valoración personal de esta filosofía de vida en el apartado de «EL BUSHIDO COMO FORMA DE VIDA/FILOSOFÍA» que podrá encontrar más arriba en esta misma publicación.

      Ciñéndonos a mi opinión sobre este libro en cuestión, sin duda alguna, creo que la obra de Nitobe (exceptuando su aportación personal en cuanto al 8º precepto, que me parece absurdo) es una de las obras más interesantes para leer acera de esta temática, y de las que juntan más conociminto específico sobre la misma. Me parece un escrito excepcional para comprender la concepción japonesa de lo que significa el camino del guerrero, aunque recomendaría acompañar esta lectura de carácter explicativo con alguna otra específica de la material, que ayude a complementar la teoría con lo «práctico».

      🛒 OPCIONES DE COMPRA RECOMENDADAS

      DECLARACIÓN DE TRANSPARENCIA: Los siguientes enlaces de compra son enlaces de referido. Esto significa que por su compra, MilitariaGeneral se llevará un pequeño porcentaje sin que ud. pague ni un céntimo más. Las ganancias que obtengamos con ello serán destinadas a pagar el alojamiento de la página web y comprar el material que en ella enseñamos.

      *Si encuentra el enlace de compra caído, por favor, envíenos un mensajea través de RRSS, y le ofreceremos una solución lo antes posible.

      Además, en La casa del libro, con el código sL3jinebuJy conseguirás un 5% de descuento en los libros que no estén con el descuento aplicado ya. Aplicándolo también nos ayudarás a nosotros.

      📜 FUENTES Y MATERIALES CONSULTADOS

      • En primer lugar, el conocimiento adquirido tras la lectura de todos los libros que hemos mencionado en esta publicación, así como de la investigación de los temas tratados.